Varices en el embarazo

¿Qué son las varices? Explicado de forma sencilla y rápida, podemos decirte que las varices son venas que cambian de tamaño de forma anormal por diversos motivos creando daños cutáneos en muchos casos, y cuanto a las varices en el embarazo, normalmente aparecen como consecuencia del exceso de circulación de la sangre, agrupación y acumulación de la misma, así como también de la presión ejercida en la zona baja por obvios motivos, en este caso, el bebé.

De la misma forma que las hemorroides aparecen externamente por diversos motivos, también lo hacen las varices en la zona vulvar externa (labios externos de la vagina), las cuales son las más comunes durante el embarazado. De hecho, se ha demostrado que un gran porcentaje de las mujeres que están embarazadas sufren de este tipo de varices dada la gran cantidad de sangre que circula durante esos meses por el cuerpo además de la presión ejercida por el útero en crecimiento. Eso sí, hay que dejar claro que pueden salir en cualquier parte del cuerpo, como por ejemplo las piernas, no sólo en la zona vulvar.

Las venas anormales dilatadas o hinchadas (varices) también brotan en mujeres embarazadas como consecuencia del aumento de la hormona progesterona, la cual es la responsable de hacer que las paredes de estas venas se tornen un poco “blandas” aumentando así el espacio para almacenar sangre, creando una especie de efecto “agrupación” o “amontonamiento de sangre”, por ello se pueden observar estas varices en cualquier parte del cuerpo de color azul o morado. Para que lo sepas, los científicos han comprobado a través de diversos estudios que las mujeres embarazadas con familiares que hayan sufrido de varices en el pasado, son más propensas a éstas, es decir que las varices son también hereditarias.

¿Qué se puede hacer para prevenir las varices durante el embarazo? Una cosa muy útil es hacer ejercicios aptos para mujeres embarazadas, éstos ayudan mucho a la circulación y así poder evitar el brote repentino de varices en el cuerpo. Evitar aumentar demasiado de peso ayudará, así que lo mejor que puedes hacer es tratar de mantener el peso adecuado durante tu embarazado. Otro truco bastante útil es mantener las piernas elevadas, por ejemplo, al estar sentada, la mujer podría utilizar una silla o banca para colocar las piernas en forma horizontal, ayudando así a la circulación de la sangre. Practica estos consejos y verás que podrás evitar las varices durante el embarazado.

Leave a Reply